Se dispara el consumo de videollamadas durante el confinamiento por el coronavirus

Se dispara el consumo de videollamadas durante el confinamiento por el coronavirus

La forma de comunicarnos ha cambiado. Los abrazos y el contacto físico tendrá que esperar. Mientras tanto, ya hemos encontrado un buen sustituto: las videollamadas. Para ello, las nuevas tecnologías se ponen a nuestro servicio y nos ayudan a sentirnos un poco más cerca a pesar de la separación.

WhatsApp y Skype, protagonistas en nuestras casas

En estos 15 días de estado de alarma seguimos quedando con amigos o familia. Las aplicaciones para dispositivos no tienen límites, y muchos aprovechan estas llamadas no solo para saludar o preguntar. También por qué no, para celebrar un cumpleaños. Los abuelos hablan con sus nietos, les dedican canciones… se puede decir que incluso se ha intensificado el contacto entre ellos.

Videollamadas para conectarnos con las personas queridas durante el confinamiento

Las conexiones grupales también forman parte ya de nuestro día a día. Y hay quien se atreve con conversaciones a cuatro y hasta a cinco bandas. Pantallas divididas en pequeños cuadrados que nos hacen sentir todavía que somos parte de una gran familia.

El 60% de las videollamadas durante estos días se hacen a través de WhatsApp y Skype

Para ello, las aplicaciones más demandadas son WhatssApp o Skype, que se han hecho parte de nuestra rutina y se usan ya en más de un sesenta por ciento de las videollamadas totales.

Las llamadas han pasado a un segundo plano. Ahora necesitamos vernos, a pesar de estar la mayor parte del día en pijama o chandal. Y sí, nos mandamos besos, aunque sean virtuales, que de momento tienen el mismo efecto que si estuviéramos al lado.