Fiscalía y acusación piden prisión permanente para el Chicle por su "maldad brutal"

Fiscalía y acusación piden prisión permanente para el Chicle por su "maldad brutal"

El Ministerio Público ha pedido la prisión permanente revisable para José Enrique Abuín Gey, el Chicle, único acusado del asesinato de Diana Quer, por la "maldad brutal", el "terror innecesario" y el "ensañamiento psicológico" de un "depredador sexual" que además no siente arrepentimiento alguno. La fiscal Cristina Margalet ha presentado sus conclusiones a los cinco hombres y cuatro mujeres del jurado en la última sesión del juicio que acoge la sección de la Audiencia Provincial de A Coruña, con sede en Santiago de Compostela.

Margalet, en un alegato muy extenso, ha argumentado la condena que reclama, entre otras cuestiones, por la intencionalidad del acusado de cometer este delito con un "móvil claramente sexual".

Durante su intervención, ha desechado que este suceso haya podido desencadenarse de forma accidental ya que se da, ha afirmado Margalet, la intención del acusado de "tener a su presa a su merced y hacer con ella lo que quiera" y por eso la abordó en una zona oscura. Un modo de proceder, ha proseguido, que también empleó con una joven de Boiro el 25 de diciembre de 2017, un caso por el que fue condenado como autor de los delitos de detención ilegal consumada y agresión sexual en grado de tentativa. Aquella noche, al igual que en la que falleció Diana, también eran fiestas y en ambos casos les quitó el móvil, según ha incidido el Ministerio Público, "con el objeto de dejarlas indefensas y la imposibilidad de pedir ayuda".

Con Diana Quer sí lo consiguió. Sobre la atenuante de confesión y el hecho de que guiase a los investigadores al pozo, ha subrayado la fiscal que Abuín ofreció hasta tres versiones diferentes y eso desvirtúa, bajo su criterio, el hecho de contemplar tal circunstancia.

"Decide matar a una persona, hecho castigado con diez años de prisión, antes que verse delatado por un delito leve de hurto que ni siquiera deja antecedentes, que se pena con 90 euros y por el que no iba a entrar en prisión. Incoherencia". Y acerca de la asfixia, ha hecho hincapié en que no la materializó con sus manos, pues los forenses han probado que la brida de un solo uso fue el arma homicida y que es "mortal".

"La pena perpetua que existe aquí es la que tiene la familia de Diana"

La acusación particular ha incidido este lunes en la "versión incoherente" de Enrique Abuín, que "miente, miente y miente" sobre lo sucedido el 22 de agosto de 2016 cuando, según su posición, "salio a cazar" a Diana Quer y, tras agredirla, se la llevó a la nave abandonada de Asados en su vehículo para "forzarla sexualmente". "Dijimos al inicio que era como una película de terror. Pues bien, terror si, pero película no. Esto es la realidad", ha dicho el abogado Ricardo Pérez Lama, que representa a la familia de la víctima, durante sus alegatos finales.

Tras agradecer la "extraordinaria labor" realizada por la Guardia Civil en este caso, Ricardo Pérez Lama ha pedido a los jurados que tengan en cuenta que, además de pruebas directas, pueden existir "pruebas indiciarias" y que es necesario "ver las cosas en su conjunto". En esta línea, ha recordado que Enrique Abuín es el "autor confeso" de la muerte de Diana y que ofrece una versión "llena de incoherencias" y de "mentiras" sobre lo sucedido esa madrugada. "La versión del acusado es totalmente falsa, contradictoria, elusiva. Miente y miente y vuelve a mentir", ha dicho el abogado en su alegato.

En reiteradas ocasiones, el letrado ha dicho a los jurados que no deben "tener dudas" de que Diana "estaba viva" en A Pobra, y cuando llegó a Asados. "La mete viva en el maletero, porque lo que pretende es abusar de ella, violarla", ha añadido el abogado, para quien el hecho de que la "someta con cintas y bridas" evidencia que aún estaba con vida cuando la transporta, ya que "si estuviese muerta no habría ninguna necesidad de brida". "Los indicios nos demuestran inapelablemente que Diana estaba viva", ha estimado.

Pérez Lama ha mencionado también el edema vulvar señalado por uno de los forenses, José Blanco Pampín, para avalar esta cuestión, y ha defendido la aplicación del Teorema de Bayes, que apunta a un móvil sexual.

"La única pena perpetua que existe aquí es la que tiene la familia de Diana", ha subrayado Pérez Lama. "Cuando vean esas fotos, pónganle la cara de una niña que se llama Diana Quer, que fue asesinada de una forma terrible y absurda", ha concluido.