'La Ingobernable' será un museo judío

'La Ingobernable' será un museo judío

El Ayuntamiento de Madrid ha acordado la cesión "inmediata" del edificio del número 39 de la calle Gobernador, que fue ocupado por el colectivo 'La Ingobernable' y desalojado por el equipo de José Luis Martínez-Almeida, a la Fundación Hispanojudía, para erigir un museo judío.

El alcalde de Madrid ha explicado en una rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, celebrada este jueves en la Junta Municipal de Vicálvaro, que la cesión será durante 50 años y que el museo, en el que se invertirán 30 millones de euros, contará con un centro cultural abierto al público que "no costará un euro a las arcas de la ciudad".

Con este proyecto cultural, Madrid dejará de ser la única gran capital europea que carece de un museo judío.

Será público, gratuito para estudiantes e incluirá un espacio dedicado a uso dotacional para el barrio, ya que el proyecto prevé la construcción de un centro cultural que beneficiará a la zona Prado-Recoletos.

Según el Consistorio, la nueva instalación permitirá a Madrid incorporarse a la ruta de los Caminos de Sefarad, lo que atraerá el turismo y difundirá la importante herencia de una de las tres culturas que son el acervo de España. Se calcula que sólo en Estados Unidos hay cerca de medio millón de turistas potenciales que siguen esta ruta, en la que sí están ciudades como Toledo, Barcelona o Sevilla.

El centro museístico hará especial hincapié en la historia de Sefarad, lo que permitirá conocer de cerca los orígenes de la herencia judía en los usos, costumbres y tradiciones de la cultura española e hispanoamericana, así como los valores compartidos. Además pretende ser un punto de encuentro de las artes, las humanidades y la educación en un emplazamiento significativo, como es el eje cultural Prado-Recoletos, cercano a la estación de Atocha y envuelto en un ámbito museístico único en el mundo, con el que enriquecer la oferta cultural de Madrid y del conjunto del país, explica el Ayuntamiento en una nota.

Nuevo contrato de ayuda a domicilio

Junta de Gobierno municipal

Además, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves el nuevo contrato del Servicio de Ayuda a Domicilio, con una duración de tres años, para atender a personas mayores con un presupuesto de 657,5 millones de euros y con nuevas prestaciones como peluquería o atención psicológica.

Este servicio promueve la independencia y la autonomía de más de 85.000 madrileños, de los cuales alrededor del 95 % son personas mayores de 65 años y el resto ciudadanos con alguna discapacidad. A todos ellos se les proporciona ayuda en tareas cotidianas que los usuarios tienen dificultades para hacer por sí mismos, como cocinar, mantener su higiene personal o tomar sus medicamentos.

El contrato, que impulsa al área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, tendrá una duración de tres años, entre el 1 de julio de 2020 y 30 de junio de 2023, con la posibilidad de añadir un importe adicional de hasta el 20% anual y una prórroga de otros cuatro años, es decir, podría llegar a casi 1.800 millones.

La vicealcaldesa, Begoña Villacís ha hecho hincapié en que con esta cuantía de 650 millones de euros se incrementa un 29% (147 millones) el presupuesto con respecto al anterior pliego, y en que se trata del segundo contrato municipal al que más dinero se destina, después del de limpieza.

Según Villacís, la "idea" que se tiene para el futuro de este servicio es que la asistencia sea "todavía más personalizada", es decir, que el usuario "no se tenga que amoldar al Ayuntamiento, sino que los servicios municipales tengan en cuenta cómo es el mayor", su perfil y sus hábitos, para proporcionarle así una asistencia "más personalizada".

De esta forma, el contrato contempla también servicios de apoyo en terapia ocupacional, atención psicológica y fisioterapia para los perfiles más vulnerables.

El pliego, además, recoge novedades como la incorporación de nuevos profesionales específicos para la atención de personas en situación de vulnerabilidad, como los de peluquería y podología, la creación de la figura del responsable de coordinación para mejorar la cobertura del servicio y la apuesta por un mayor impulso en nuevas tecnologías.

Villacís también ha recordado que la lucha contra la soledad no deseada es "una de las prioridades" del equipo de Gobierno, por lo que se hará una "aportación presupuestaria importantísima" para mitigar esa soledad, un problema "muy notable en las ciudades llamado a ser cada vez más importante".