La Champions es territorio de Saúl

La Champions es territorio de Saúl

Especialista en goles decisivos, en apariciones de peso en la Liga de Campeones, Saúl lo volvió a hacer en una noche marcada a fuego en el calendario del Atlético de Madrid, marcando el 1-0 ante el Liverpool en los primeros cuatro minutos. Un lapso en el que llevó a los rojiblancos del pesimismo a la euforia.

Saltando a la carrera en busca del remate a un medido saque de esquina de Koke, que colocó el balón en el lugar donde se acumulaban sus únicos cuatro compañeros en un área poblada por las camisetas oscuras que el Liverpool vistió en el Wanda Metropolitano, Saúl encontró un tesoro: un balón que nadie veía. Allí estaba Saúl, el más rápido para chutar y levantar de su asiento a toda la hinchada rojiblanca.

Un Saúl que festejó con una gran rabia el tanto que logró a los cuatro minutos de juego, tras las críticas recibidas por el Atlético en las últimas semanas.

"La verdad es que sí, porque tenía muchas ganas, en estos días al final sabes que llueve muchas críticas y he tenido la suerte de ayudar al equipo en mi sitio, donde me siento cómodo, donde estoy contento. Hemos conseguido una grandísima victoria", concluyó Saúl, que agradeció el apoyo del público en una noche que le recordó a las "viejas noches del Calderón".

Simeone: "En los ocho años que llevo en el club no vi un recibimiento así"

Una alegría inesperada para una afición que recibió al autocar del Atlético de Madrid con cientos de bengalas rojas y blancas, con cánticos a una sola voz del himno colchonero y con un mosaico amarillo coronado por un oso en actitud amenazante.

A ese esfuerzo de su afición recompensó Saúl con un gol que era el pasaporte para creer en que el Atlético podía hacer frente al conjunto más temido del Viejo Continente. El tanto de un jugador con el que se identifica sobremanera su hinchada, aunque no esté en su mejor temporada, haciendo demasiadas veces de comodín entre el centro del campo y el lateral izquierdo.

Noches que traen recuerdos… y para el recuerdo

Y un gol de especialista en una competición, la Champions, donde ha marcado diez en 51 partidos -palabras mayores para un pivote de 25 años-, varios tremendamente decisivos para su equipo.

Preguntado Simeone sobre Saúl, el entrenador rojiblanco dijo que "ya he hablado mil veces de él. Hay veces que lo pongo de lateral izquierdo generando dificultades en su juego, porque entiendo que es capaz de todo si quiere. Y tiene ese olfato con el gol de goles importantes. Es un don. Ojalá lo pueda sostener porque lo tienen pocos".