Álvaro Zazo: "Los cardiólogos me prohíben volver a jugar al fútbol"

‘El partido de las 9’ se traslada al Estadio Matapiñoneras, estadio de la UD San Sebastián de los Reyes cuyas gradas han visto jugar durante tres temporadas a Álvaro Zazo. Un Álvaro Zazo que hace tres meses pasó por unos de los “peores momentos” de su vida y que hoy, en esas mismas gradas anuncia su despedida del fútbol profesional después de 20 años en activo y trece equipos diferentes.

Es uno de los momentos cruciales en la vida de un deportista, tal vez el que más cuesta, y es que Zazo viene a decir que los cardiólogos le “prohíben volver a jugar al fútbol de forma profesional”. Tras meses complicados “la afición, la familia y el resto de compañeros ayudan a hacer más fácil este trámite que me ha tocado vivir”. Asegura que que uno nunca deja de ser futbolista porque “es lo que he hecho toda mi vida, y a partir de ahora seré otras cosas, pero siempre futbolista”.

Las vistas del Matapiñoneras con el Sanse entrenando de fondo recibe a varios amigos de Zazo: Yuma, Julio García Mera su “amistad de la pachanga de los viernes”, Rubén Valverde, Neyder, Raúl Moreno, Kike López, Saúl y Carlos Portero. Además, Pepe Mel (entrenador de Las Palmas), y Michel (entrenador del Huesca) tampoco han querido olvidarse de Álvaro Zazo. Una pequeña parte de todas las muestras de cariño recibidas,las que él mismo confiesa no merecer, pero le hacen “pensar que algo ha hecho bien”. Todos ellos, con el orgullo en la voz, coinciden en lo mismo: “Zazo es un espectáculo de persona”.

Desde hace tres meses la palabra miedo ha deambulado por la cabeza de Zazo a diario. Miedo al recordar la última mañana de entrenamiento, la que acabó en el hospital. Miedo al pensar que casi no vuelve a abrir los ojos, miedo de subir escaleras, y miedo al dormir por si no despertaba. “Las tres primeras noches fueron las peores, se te pasan situaciones por la cabeza que no te gustan” y que tampoco imaginas.

Aun con todo ello, Zazo admite que el fútbol es “una droga” y que inmediatamente después de lo ocurrido ya estaba mirando cuando jugaba su equipo. Llega al Matapiñoneras y quiere seguir bajando al vestuarios, confiesa además que “indirectamente me siento responsable de la situación del equipo”, es querer y no poder. Pase lo que pase siempre hay un hueco para bromear.

Una retirada que tiene su homenaje, el de ‘El Partido de las 9’ y todo Onda Madrid que comparan con el último gol que Zazo no pudo marcar y que la radio no pudo cantar. El homenaje a ese jugador de Madrid que pondrá el corazón en todo lo que hace y hará. Un jugador que agradece “a todo el equipo de Onda Madrid, y a todos los compañeros que han entrado”, porque asegura que “todo esto me ayuda muchísimo” y sabe que “el vestuario, y el verde no lo sustituye nada”.

Mejores Momentos

Programas Completos