"Están arrastrando por el lodo a la Abogacía del Estado", asegura Edmundo Bal

El abogado del Estado y portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, ha compartido hoy estudio y entrevista en Madrid Directo en un momento especialmente convulso, no solo por la proximidad de las elecciones sino por la inminente sentencia del Tribunal Supremo sobre el "procés" independentista. "Deberíamos estar todos unidos y comprender que quien comete un delito, debe cumplir condena, sin más, como cualquier español",asegura Bal.

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso sostiene que "el 155 tenía que estar encima de la mesa" y recuerda que así se lo ha propuesto, en repetidas ocasiones, Albert Rivera a Pedro Sánchez."Acaso se cree Pedro Sánchez que él solo con su partido va a aplicar el 155", se pregunta Edmundo Bal, que considera que existen motivos más que suficientes para su aplicación en Cataluña. "Me parece de una irresponsabilidad meridiana que en este momento no esté habiendo reuniones entre los tres partidos constitucionalistas para deseñar cómo se aplica el artículo 155 en Cataluña". En ese sentido considera "muy oportuna" la advertencia del Tribunal Constitucional al presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, adviertiéndole de posibles responsabilidades penales si no paraliza cualesquiera iniciativas contrarias a las resoluciones del tribunal.

Edmundo Bal también se muestra especialmente belicoso, como abogado del Estado, con el uso que desde el Gobierno se esta haciendo de los dictámenes de esta institución en relación al reparto y distribución de fondos pendientes a las Comunidades Autónomas. "Me duele mucho el alma con la Abogacía del Estado", nos confiesa. Califica de "irresponsabilidad de la Abogada General del Estado y de la propia ministra de Justicia el estar arrastrando por el lodo el nombre de la Abogacía del Estado", con un dictamen que no hay por donde cogerlo. Bal se pregunta "¿qué hechos han cambiado del primer al segundo informe?", un cambio que considera como "el milagro de los panes y los peces" y propone que a la hora de intentar justificarlo argumenten que "como las próximas elecciones las vamos a ganar, hacemos lo que nos da la gana".

Unos comicios en los que considera que su partido obtendrá mejores resultados de los que les dan las encuestas "siempre salimos horrible y luego los resultados son diferentes en las elecciones", recuerda Bal que advierte que su peor enemigo será la abstención.