Nuevo centro de acogida a refugiados en Vallecas con capacidad para 96 solicitantes

Nuevo centro de acogida a refugiados en Vallecas con capacidad para 96 solicitantes

En breve, 96 solicitantes de asilo podrán instalarse en el nuevo centro temporal de acogida que el Ayuntamiento de Madrid está construyendo en Vallecas. Las obras van a buen ritmo, según el gobierno municipal, y los primeros módulos estarán disponibles en la primera semana de febrero.

El centro temporal de refugiados de la ciudad de Madrid, situado en una parcela de Villa de Vallecas, contará con un total de 294 plazas y su construcción --a través de tres fases-- finalizará en marzo de este año, y los usuarios estarán en él de 15 a 30 días, y no se permitirá su salida hasta que no tengan "un destino".

No será un asentamiento

Así lo ha manifestado este viernes la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ante la prensa, durante su visita al centro, cuya primera fase, con doce módulos para 96 personas, ya está concluida. Junto a ella han estado presentes el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, y la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero.

"Estarán aquí entre 15 y 30 días. Queda claro que no será un asentamiento, no tiene vocación de permanencia, y por tanto se evita toda situación de marginalidad, y va a ser un momento en su vida, que esperemos sea el más corto posible. Son familias que tienen niños, nosotros daremos techo, asistencia y acompañamiento. No vamos a permitir la salida de nadie hasta que no tenga un destino. Después, esto se desmantelará", ha expresado la vicealcaldesa.

Equipamiento completo

Cada uno de estos módulos tiene una superficie de unos 60 metros cuadrados y contará con tres habitaciones, cocina, salón y baño. Estos días también está teniendo lugar la instalación del módulo de recepción y apoyo, donde estará el área de acceso, despachos y sala de espera.

La parcela en la que se instalan los módulos tiene una superficie de 6.500 metros cuadrados, de los que 2.500 quedarán libres, y en ellos tendrá cabida una zona infantil, otra de esparcimiento y otra de descanso. Aniorte ha precisado que el emplazamiento contará con parafarmacia y con un servicio de atención a los niños, así como que la comida se dará por catering.

Una media de 15 días

Por su parte, Aniorte ha asegurado que "la media" para que los refugiados sean atendidos por el Gobierno central una vez llegan a Madrid es de 15 días, "en algún caso excepcional, 40". "El Ministerio responde sobre todo a la presión mediática; cogen más familias si hay presión mediática", ha expresado.

Considera "fundamental" que el ejecutivo de Sánchez "tome cartas en el asunto", ya que "es su competencia acoger a las familias desde su llegada", pero "si no responde", las familias irán a este emplazamiento hasta que se haga cargo el propio gobierno central. Sin embargo, ha indicado que el Ayuntamiento "no dejará a nadie en la calle".

De Barajas a Vallecas

Cuando los solicitantes de asilo y refugio aterricen en Barajas, se les derivará a este centro, y será aquí donde se les atienda hasta que el Ministerio "dé respuesta". "Toda la recepción de demandantes de asilo será aquí", ha precisado el delegado.

Tras agradecer el trabajo de Aniorte y García Romero, Villacís ha puesto en valor que los usuarios tendrán libertad de movimientos "porque es un derecho constitucional" y que se busca dar la mayor estabilidad para que "tengan la oportunidad de volver a empezar".

Todo ello frente a una "situación insostenible", ya que la capital ha recibido este año a 55.000 refugiados, "el doble de los del año anterior". En este punto, la vicealcaldesa ha criticado que el gobierno central no asuma que esto es "su competencia".

"Desde que asumimos el gobierno, enviamos una carta a Sánchez sobre la situación de emergencia en Madrid. Como Sánchez ha dado la espalda a los refugiados, el gobierno de la ciudad ha levantado estas plazas, en total llevamos en siete meses 440 plazas para refugiados", ha precisado. DOS FASES MAS

La delegada de Obras ha explicado que a finales del mes de febrero estarán operativas las siguientes 14 viviendas que componen la fase 2 del proyecto, y que podrán albergar a 140 personas, y cuyo transporte, remate y adaptación se está ejecutando en paralelo a la fase 1.