Telemadrid accede a las entrañas de las obras de la línea 4 de Metro

Telemadrid accede a las entrañas de las obras de la línea 4 de Metro

No es la imagen habitual que vemos del metro madrileño, pero un equipo de Telemadrid ha podido visitar las entrañas de la línea 4 del suburbano, que lleva cerrada desde el pasado 13 de enero. Serán dos meses de trabajos para modernizar cuatro estaciones y mejorar la seguridad en la circulación de los trenes y la calidad del servicio.

La estación de Esperanza, en el barrio de Hortaleza, es una de ellas , junto a Prosperidad, Arturo Soria y Alfonso XIII. Están cambiando los revestimientos, la tecnología obsoleta de los andenes, habrá renovación de mobiliario y de los sistemas de impermeabilización,como también ocurrirá en la bóveda de la estación de Avenida de América.

Las obras tienen un presupuesto de 47 millones de euros, y según ha dicho el consejero de Transportes, Ángel Garrido, “superan ya el cincuenta por ciento de ejecución, y van en plazo para que la línea 4 reabra a mediados de marzo como estaba previsto”.

Reducir incidencias

Además de las estaciones, los trabajos se centran en una nueva señalizacion para mejorar la seguridad y un nuevo sistema de catenaria fija, que permitirá reducir el número de incidencias en la red y recortar el gasto de mantenimiento.

Además, según Garrido, “se aprovecha para realizar la labores de desamiantado, como se pactó con las representaciones sindicales”.

El consejero ha pedido disculpas por las molestias que pueden estar generando las obras a los 250.000 usuarios que tiene al día esta línea de Metro. Sin embargo, ha subrayado que “se van a ver compensadas por la mayor velocidad y mejora en la frecuencia de paso de los trenes”.

“Se van a ver compensadas por la mayor velocidad y mejora en la frecuencia de paso de los trenes”

Un equipo de 400 personas y 20 vehículos auxiliares está trabajando en tres turnos, las 24 horas del día y los siete días de la semana. Una vez se reabra el servicio, se mantendrán las actuaciones por la noche entre tres y cinco meses, para consolidar definitivamente el nuevo sistema de señalización y la catenaria.

También seguirá operativo hasta marzo, el servicio especial de autobuses que cubre el tramo comprendido entre Avenida de América y Pinar de Chamartín .