Vox plantea ilegalizar a los partidos “que busquen destruir España”

Vox plantea ilegalizar a los partidos “que busquen destruir España”

Vox presentó este lunes en el Congreso una proposición de ley para ilegalizar a los partidos “que busquen destruir España” y su soberanía nacional, algo que afectaría también a las formaciones que aludieran a ello en sus propios estatutos.

Esta propuesta fue presentada en la Cámara Baja por el líder de Vox, Santiago Abascal, quien dijo que con los criterios que plantean ya podrían ser ilegalizados ERC y JxC, mientras que el PNV ahora no reuniría los requisitos, ya que esta formación ha conseguido que el presidente Pedro Sánchez negocie sus demandas.

Abascal explicó que esta ley para ilegalizar a los partidos independentistas es algo que prometieron a sus votantes, por lo que han registrado en el Congreso esta iniciativa para situar fuera de la legalidad a aquellas fuerzas “que busquen destruir España, su unidad y su soberanía”.

Argumentó que “en los últimos años estamos asistiendo a una progresiva degradación de la figura de los partidos políticos y de sus funciones”, algo que atribuyó a que en Cataluña ciertas formaciones “están atentando directa y claramente de una manera constante contra la unidad de España y contra el fundamento de la Constitución, que es la misma unidad de España”.

“Han incitado en algunos casos a la violencia, a la desobediencia a los tribunales, al incumplimiento de las leyes"

Añadió que existen en España partidos que “en sus estatutos y en su constante acción política” expresan su “voluntad de romper España y el orden constitucional”. A esto dijo que se suma lo ocurrido en Cataluña, donde apuntó que hay formaciones que “han incitado en algunos casos a la violencia, a la desobediencia a los tribunales, al incumplimiento de las leyes, al abuso de poder y que han propiciado situaciones de ataque a la seguridad y a las libertades esenciales de los españoles”.

Preguntado sobre si el PNV podría ser ilegalizado con los requisitos que plantea Vox, Abascal dijo que ellos consideran que deben colocarse al margen de la ley “todos los partidos que pretendan la destrucción de la unidad nacional y de la Constitución”. “Si el PNV lo pretende, está incluido dentro de esos grupos”, afirmó.No obstante, apuntó que el PNV depende “en que momento histórico se encuentre se someterá más a este peligro de ilegalización que otros”. Sostuvo que la formación de Íñigo Urkullu “ahora no tiene ningún peligro” de ilegalización, ya que los “separatistas” tienen en su mano “la sartén del Gobierno”, en referencia a que Sánchez está dispuesto a negociar con ellos.